Vitaminas del tomate y pepino

Alimentos con vitaminas

Alimentos para una dieta rica en vitaminas

El tomate es a menudo considerado como una verdura, pero en realidad es una fruta. El pepino es una hortaliza refrescante y con multitud de propiedaes.

Los tomates se pueden combinar con los pepinos para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva. Ambas verduras contienen vitaminas que contribuyen al buen estado de salud de nuestro organismo.

Vitaminas del tomate y pepino

Vitaminas A y C

Los tomates y los pepinos contienen una cantidad significativa de vitaminas A y C. Media taza de tomates te aportan cerca del 10 por ciento de la cantidad diaria necesaria de vitamina A y un 40 por ciento de la cantidad diaria de vitamina C. Media taza de pepino contiene por lo menos un dos por ciento de la cantidad diaria de vitaminas A y C. La vitamina A ayuda a mantener una buena salud ocular y aumenta la función inmunitaria. La vitamina C es un antioxidante que ayuda a combatir los daños de los radicales libres y ayuda a promover el colágeno.

Vitaminas del grupo B

Los tomates y los pepinos contienen vitaminas del grupo B como la tiamina, la riboflavina, la niacina, el ácido fólico, el ácido pantoténico y la vitamina B6. La tiamina también se llama vitamina B1 y es buena para los nervios y para el sistema inmunitario. La riboflavina es la vitamina B2, una vitamina que ayuda en la capacidad de estar activo y contribuye a tener una buena piel. La vitamina B2 también ayuda a crear enzimas. La niacina, que es la vitamina B3, también puede ayudar a mejorar tus capacidades activas y a mejorar la digestión. El ácido fólico ayuda en la formación del ADN y de la sangre. También ayuda a crear enzimas. El ácido pantoténico o vitamina B5 es una vitamina antioxidante. Ayuda a proteger el cuerpo para que no desarrolle la artritis y ayuda a mantener los niveles de colesterol. El ácido pantoténico combate las infecciones y el estrés. Se puede acabar teniendo anemia si no se tiene suficiente cantidad de esta vitamina. Por último, la vitamina B6 es la piridoxina, que es beneficiosa para un sistema nervioso saludable, renueva los glóbulos rojos y ayuda a tener una piel atractiva.

Vitamina E

Los tomates contienen una pequeña cantidad de vitamina E. Un tomate grande proporciona unos 0,98 g de vitamina E. La vitamina E ayuda al sistema inmunitario de defensas y es un antioxidante. La vitamina E de los tomates también puede ayudar a prevenir la coagulación de la sangre y las enfermedades del corazón. Cuando se toma vitamina E a través del consumo de tomates, también se aprecia una mejora el aspecto de la piel.

EL pepino es famoso por su aporte en vitamina E.

Vitamina K

La vitamina K se encuentra en los tomates y en los pepinos. Un tomate grande le puede proporcionar unos 15 g de vitamina K. Un pepino le da casi 50 g de esta vitamina. La vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre. Esta vitamina también es beneficiosa para los huesos sanos.

Artículos relacionados con Vitaminas del tomate y pepino