Vitaminas de la manzana

Alimentos con vitaminas

Alimentos para una dieta rica en vitaminas

A continuación puedes ver las vitaminas que tiene la manzana. Este listado de vitaminas incluye las vitaminas C, A, B, E y K.

Vitamina C

El cuerpo humano no produce vitamina C, por lo que debe obtenerla de alimentos como las manzanas. Una manzana de tamaño mediano contiene aproximadamente 8 mg de vitamina C.

Vitaminas de la manzana

El cuerpo utiliza la vitamina C para producir colágeno, el cual desempeña un papel esencial en la estructura de los huesos, ligamentos y tendones. La vitamina C es un antioxidante y puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o desarrollar cánceres en la boca, cuerdas vocales, estómago y colon. Casi la mitad de la vitamina C que contienen las manzanas está justo debajo de la piel, así que no las peles si deseas conseguir la máxima cantidad de vitamina C de la manzana.

Una de las manera más eficaces de estimular el sistema inmune es tomando vitamina C, un potente antioxidante. Las enfermedades cardiovasculares, la apoplejía, el cáncer, los problemas de salud prenatal, las enfermedades de los ojos e incluso las arrugas en la piel se pueden prevenir añadiendo esta vitamina en la dieta.

Vitamina A

Las manzanas contiene un poco de vitamina A. Como media, una manzana mediana contiene aproximadamente 73 UI de vitamina A. El cuerpo necesita vitamina A para ayudar en la reproducción celular y para promover el crecimiento y desarrollo de los dientes y los huesos. La vitamina A mantiene las membranas mucosas saludables y ayuda a que tu pelo y tu piel tengan buen aspecto. Se han realizado estudios que afirman que la vitamina A puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, la osteoporosis y las enfermedades hereditarias de los ojos.

Vitamina B

Las manzanas son muy abundantes en vitamina B en casi todas sus formas solubles en agua (vitaminas B1, B2, B3, B5 y B9). La vitamina B6 ayuda a los glóbulos rojos a transportar oxígeno por todo el cuerpo humano y por lo tanto, promueve una función cerebral saludable. El metabolismo, la digestión y el equilibrio de líquidos también son regulados por esta sustancia. La vitamina B6 fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la descomposición de las grasas, carbohidratos y proteínas. Los cambios de humor, una bája líbido, la depresión, los dolores de cabeza, los calambres musculares, etc, se pueden cuidar por medio de un cantidad adecuada de esta vitamina en la dieta. Como se ha dicho, las manzanas, además de vitamina B6, también contienen vitamina B1, conocida como tiamina. Previene el beriberi, mantiene el apetito y el crecimiento. La vitamina B2 o riboflavina impide las lesiones de la piel y la pérdida de peso y la vitamina B3 o niacina es esencial para el funcionamiento normal del sistema nervioso y el tracto gastrointestinal. Después está el ácido pantoténico o vitamina B5, que realiza una función importante en la oxidación de grasas y carbohidratos y con ciertos aminoácidos. Y por último, la vitamina B9 o ácido fólico que es esencial para el crecimiento celular y la reproducción.

Vitamina E

Además de otros beneficios, la vitamina E es conocida por su capacidad de nutrir la piel. Puesto que se trata de otro antioxidante, esta vitamina protege las células de la piel de los dañinos rayos ultravioleta, de la contaminación y de otros muchos factores que crean radicales libres y que dañan la piel. La vitamina E es un producto natural antienvejecimiento y un regulador de la vitamina A en el cuerpo.

Vitamina K

Uno de los beneficios más importantes de la vitamina K es que ayuda en el proceso de curación cuando el cuerpo ha sido dañado. Ralentiza el sangrado y por lo tanto, inicia la coagulación sanguínea. Debido a esta propiedad, a menudo, esta vitamina se les da a los pacientes antes de la cirugía como medio para prevenir la pérdida excesiva de sangre. A parte de esto, la vitamina K ayuda en la prevención o tratamiento de la osteoporosis, cáncer, enfermedad cardíaca y en la pérdida de densidad ósea.

Sidra

La sidra es una bebida que procede de la manzana que incluye la vitamina C, la vitamina E, la vitamina A, la vitamina P (mantiene la resistencia de las células y paredes de los capilares a la penetración), la vitamina B1, la vitamina B2 y vitamina B6.

Fibra

Las manzanas se consideran una buena fuente de fibra soluble e insoluble. Una manzana de tamaño mediano contiene aproximadamente 4 g de fibra dietética, lo que es igual a un 20 % de la cantidad de fibra que se necesita cada día. La fibra puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y puede disminuir los niveles de colesterol. Añadir fibra insoluble en la dieta ayuda a mantener las funciones correctas del intestino y puede prevenir el estreñimiento. Aproximadamente 2/3 de la fibra que se encuentra en las manzanas está justo debajo de la piel, por lo que es mejor dejar la piel cuando se comen las manzanas

Otros nutrientes

Las manzanas contienen pequeñas cantidades de otros nutrientes que ayudan a mantener la salud y el bienestar de nuestro cuerpo. Un tamaño medio de manzana contiene 0,25 mg de hierro, 10 mg de fósforo, 159 mg de potasio, 10 mg de calcio y 4 mcg de folato. El hierro ayuda a transportar el oxígeno a través del cuerpo y el fósforo ayuda en la formación de los dientes y los huesos. El calcio construye huesos y dientes fuertes, el potasio ayuda a mantener los electrolitos y los fluidos del cuerpo en equilibrio y el ácido fólico ayuda en la formación de nuevas células.

Artículos relacionados con Vitaminas de la manzana