Vitaminas de la naranja

Alimentos con vitaminas

Alimentos para una dieta rica en vitaminas

Las naranjas son famosas por su alta concentración de vitamina C, pero los cítricos también contiene muchas otras vitaminas y nutrientes.

Las naranjas también tiene vitamina A, muchas de las vitaminas del grupo B y la vitamina E, lo que las convierte en un alimento habitual para una dieta sana y equilibrada.

Vitaminas de la naranja

Vitamina A

La vitamina A es un importante nutriente para la visión y para una piel sana. Sin embargo, puede ser tóxica en cantidades excesivas. Una sobredosis puede dañar la piel, los huesos débiles o frágiles, y producir fatiga y vómitos. Consulte a un médico antes de exceder la CDR (cantidad diaria recomendad) de vitamina A.

Vitaminas B

Las vitaminas hidrosolubles B juegan un papel importante en el metabolismo celular. Entre las vitaminas del complejo B que contienen las naranjas está la vitamina B1, o tiamina, que ayuda al cuerpo a procesar las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono. También la vitamina B2 o riboflavina, que convierte los carbohidratos en combustible y activa la vitamina B6 y el ácido fólico. La vitamina B3, o niacina, que procesa el alcohol, forma las grasas a partir de los carbohidratos y regula el colesterol. La vitamina B5 o ácido pantoténico, que ayuda al cuerpo a obtener energía de las grasas, sintetiza el colesterol y ayuda a activar las glándulas suprarrenales. La vitamina B9, o ácido fólico, que ayuda al cuerpo a producir los glóbulos rojos. Y por último, la vitamina B6, que regula los estados de ánimo y los procesos mentales, ayudando a formar los neurotransmisores, la dopamina, las hormonas, la melatonina y la serotonina.

Vitamina C

La vitamina C es una sustancia soluble en agua que actúa como un antioxidante y contribuye a la salud general del cuerpo de varias maneras. Reduce la concentración de las plaquetas y la rigidez de las arterias, lo que puede proteger contra ciertos tipos de enfermedades del corazón. También fortalece los vasos sanguíneos y los músculos, ayudando al cuerpo a producir colágeno, y es un antihistamínico natural. La vitamina C también contribuye en la curación, combate los virus, ayuda en la formación de la bilis del hígado y desintoxica el cuerpo.

Vitamina E

La vitamina E ayuda a procesar la glucosa del cuerpo y sus propiedades antioxidantes pueden proteger contra algunos tipos de cáncer y enfermedades del corazón. La vitamina E también puede proteger contra las toxinas de la contaminación del aire, el síndrome premenstrual, las cataratas, los daños en la piel producidos por la radiación ultravioleta, la diabetes y ciertos trastornos neurológicos. Debido a que aumenta el nivel de actividad del sistema inmunitario, la vitamina E tiene beneficios limitados para quienes sufren de artritis reumatoide y de asma.